martes, 5 de marzo de 2013

Hama Beads: Minis contra Midis

El mundo del pixelart nos tiene muchos tipos de "piececitas", por así llamarlas, que nos ayudarán de una forma o de otra a montar nuestras creaciones. Vamos a empezar por las que más se conocen, los hama beads.

Hay varios tipos de Hama Beads, en concreto tres tipos. Están los MAXI, de tamaño considerable para que puedan jugar los más peques de la casa y luego están los que uso normalmente y en los que me voy a centrar: los MIDI y los MINI.

El tamaño estándar es el MIDI y tiene un diámetro y un grosor considerable, permitiéndonos crear cosas bastante fuertes, voluminosas y resistentes. Por otro lado están los MINI, que son exactamente lo mismo que los anteriores pero dividiendo por cuatro todas sus dimensiones (diámetro y altura).
Así, el mismo Hama Bead en MINI será una cuarta parte del hecho con MIDI.

Es completamente erróneo decir que los MINI nos permiten recrear con más detalle que los MIDI. En primer lugar porque hablamos de una paleta de colores mayor en los segundos y que el único impedimento para el tema de los detalles es el tamaño... claro que a veces esto escasea.


Los MIDI son perfectos para cuando queremos ocupar grandes superficies (como fondos), decoración (plantas, fotos, detalles para la casa, etc.) o montajes en 3D. Los MINI en ese sentido son  difíciles de manejar y, una vez enfriados y asentados, la fragilidad de nuestra composición queda bastante patente. Pero si te hace ilusión, no soy quién para decirte que no hagas algo con estos Hamas.

La ventaja de estos a la hora de hacer composiciones es el tema del espacio y del precio. Me explico. En el tema del tamaño, al reducir en una cuarta parte las dimensiones del hama, nos permite usar algunas composiciones como llaveros, colgantes, pendientes, decoración variada etc, que, en el caso de ser más grandes, no podríamos usarlo...
Por el tema del precio, si una bolsa de 1000 piezas de Hama Bead MIDI sale a 1.50€ mientras que una bolsa de 2000 de MINI cuesta 1.75€ quiere decir que podemos hacer dos veces más Hamas MINI que MIDI, pero, como he dicho, con un cuarto del tamaño.

Otro "contra" de los MINI frente a los MIDI es su manejo. Hace falta unas pinzas para poder manejarlos y seguramente le echemos más tiempo a los primeros que a los segundos, ya que hacer una figura con las manos va a ser imposible en ese sentido.

A la hora de planchar también tienen sus diferencias, sobre todo porque los MINI necesitan apenas unos segundos bajo la plancha mientras que los MIDI posiblemente requieran bastante más, pero el tema del planchado lo trataremos más adelante.

En definitiva, que no tienen por qué ser mejores o peores unos de otros. Solamente, sirven para diferentes cosas.

No hay comentarios: